[Artículo especial por emergencia de Terremoto en Puerto Rico, ocurrido el 7 de enero de 2020 y sus consecutivas réplicas]

“¿Cómo me cuido en una emergencia?”

En condiciones normales, siempre tenemos a la mano nuestros productos de belleza y cuidado de la piel, la ropa que nos gusta, las comodidades que nos hacen sentir bien y todos los recursos que, de una forma u otra, nos permiten lucir una imagen en buen estado.  Sin embargo, cuando ocurre un evento natural que no podemos predecir, como lo es un terremoto, entonces las condiciones cambian y todo se trastoca, incluyendo nuestra imagen y apariencia personal.

Siempre que hablo de la imagen me refiero a un todo que comprende nuestro aspecto físico, mental, espiritual y emocional.  Así que, no solo necesitas ocuparte de cómo te ves, sino de cómo te sientes y qué acciones estarás tomando para cultivar tu bienestar, aun en medio de situaciones caóticas e inesperadas. En esta nota te comparto algunas sugerencias para aplicar el autocuidado en momentos de caos a consecuencia de un evento natural.  Para esto es importante que antes de que ocurra la emergencia ya cuentes con una mochila que contenga tus productos o artículos esenciales para aseo y cuidado personal diario, más la ropa que necesites usar (al menos dos mudas de ropa cómoda y casual, preferiblemente).

Te puede interesar:  La imagen: un elemento importante más allá de nuestro cuerpo físico

OBSÉRVATE CON EMPATÍA Y COMPASIÓN

Antes de manejar los efectos del evento natural a nivel físico, es importante que observes cómo están tus emociones y pensamientos.  ¿Cómo te sientes hoy?  ¿Qué pensamientos son los más frecuentes durante el caos?  ¿Qué emociones te invaden?  No te juzgues, sé compasiva contigo misma, lo menos que vas a querer es mirarte en un espejo o correr a arreglarte y ponerte la ropa más linda, y es normal. Recuerda que no eres esa emoción, y esta es temporal.  No puedes tener control de lo que ocurre a tu alrededor, pero sí de cómo actúas ante ello y qué emociones vas a dejar ir para darle paso a las que te aportan calma y bienestar.  Pregúntate también si lo que piensas tiene que ver contigo, si es un pensamiento irracional, o si es negativo.  La mejor manera de cambiar esto es afirmar en positivo ayudando a tu mente a reprogramarse.  Puedes repetir: “estoy a salvo”, “mi cuerpo es sabio”, “estoy protegida”, “me amo a mí misma”.

Ordena AQUÍ tus afirmaciones positivas HOY

CONÉCTATE CON TU SER SUPERIOR

Una vez hayas atendido tu mente y tus emociones, entonces ve al interior para conectar contigo, con tu espiritualidad.  Medita, ora, respira, agradece.  Estas acciones favorecen la conexión con tu espiritualidad y te ayudan a cambiar la perspectiva del momento.  Siempre hay algo bueno que agradecer.  No olvides darte gracias también por decidir permanecer en calma, por estar a salvo con tus seres queridos, por cuidar de ti de la mejor manera que puedes.  Si te es posible, haz contacto con la naturaleza y háblale, camina descalza.  Te aseguro que su perfecta creación cura el alma, aun después de un evento tan caótico como un sismo. Inténtalo, hay belleza en ella que nos inspira y nos enseña; además, siempre nos aporta algo de manera incondicional.

Te puede interesar:  “Cuatro maneras de autocuidarte para proyectar una imagen exitosa”

ATIENDE TUS NECESIDADES FÍSICAS 

Con tu mente, espíritu y emociones en orden, entonces atiendes tu físico. Es normal que aumenten los niveles de estrés y ansiedad, así que, con esto puede venir una serie de efectos como brotes de acné y otras enfermedades de la piel; incluso, cambios hormonales que provoquen la pérdida o el aumento de peso, lo cual impacta nuestra autoestima y la percepción que tenemos de nosotras mismas.  Estos cambios son completamente normales y también traerán transformación para ti.  Si eres afortunada de tener todas tus comodidades luego de la emergencia, practica tus rutinas como normalmente lo haces, y no permitas que el mal momento trastoque tus buenos hábitos.  Si, por el contrario, no tienes la misma suerte y sufres algún efecto mayor a consecuencia del evento, trata de lavar bien tu rostro en las mañanas y noches, lava y peina tu cabello en la medida que puedas, protégete del sol, toma mucha agua, mueve tu cuerpo como te sea posible y mantén una actitud positiva y un buen sentido del humor ante todo.  Esto último no es lo más fácil, pero sí te ayudará mucho a manejar otros efectos que puedan surgir.  Además, es esencial para enfrentar los cambios que trae consigo cualquier evento natural de esta índole.

“SENTIRTE BIEN ES VERTE BIEN”

Ante los impredecibles efectos de un evento natural, también puedes cuidar de ti. Recuerda que pedir ayuda es una herramienta muy importante y poderosa en momentos de caos; aceptarla te dará mejores resultados y la calma que necesitas. Expresa tus emociones y sentimientos en espacios seguros y con los recursos profesionales, abraza a las personas que amas, regálate mucho amor y practica la gratitud diariamente.  Prepárate, confía, acepta y fluye. Todo es bien y tienes el poder de transformar tu perspectiva siempre.

Para recibir ayuda profesional, puedes contactar los siguientes recursos:

Serenity Group 

Línea PAS de ASSMCA 1-800-981-0023

Piensa Bonito

www.jayleengorritz.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>