De la serie:  “Preparándome para mi 2020”

Seguramente has escuchado el término SMART en asuntos de índole empresarial o profesional, ya sea para definir objetivos o diseñar estrategias dirigidas al logro de las metas establecidas en la empresa, o de algún proyecto en particular.  SMART es el acrónimo en inglés que hace referencia a cada uno de los criterios de una meta u objetivo “inteligente”.

  • S (específico):  ¿qué es lo que quieres conseguir?
  • M (medible): ¿cómo vas a medir su resultado o eficiencia?
  • A (alcanzable):  ¿es razonable para tu situación; se ajusta a tus necesidades y recursos?
  • R (relevante): ¿por qué es tan importante, qué logras con eso?
  • T (tiempo):  ¿cuándo lograrás esta meta?

Toda profesional exitosa consciente sabe que la parte más importante de cualquier proyecto o negocio es ella.  Así que, lo que proponen los criterios SMART es también importante y aplicable al cuidado de la imagen personal como una acción esencial diaria.  ¿Cómo puedes establecer “metas inteligentes” para tu imagen?  Conociéndote, escuchándote y poniéndote como prioridad.  Para lograr grandes cambios, es necesario dar pequeños pasos hasta alcanzar lo que deseamos.  Cualquier meta que te propones, tanto personal como profesional, requiere de tu esfuerzo, compromiso, responsabilidad y dedicación.  Además, un poco de amor, entusiasmo y paciencia.

¡Las profesionales exitosas son SMART!

¡OJO!  Se vale no tener ganas de hacer algo o no estar en el “flower mood” todo el tiempo; pero si conectas contigo un poco más, empiezas a conocerte mejor y, como consecuencia, aprendes a manejar las distintas emociones que surgen en cada momento de tu vida para poder trabajar en los resultados que deseas disfrutar a corto o largo plazo.  Esto es parte de crecer y mejorarte cada día.

A continuación, te comparto 4 ejemplos de metas NON-SMART vs. SMART para que puedas trabajar en las tuyas.

¡Ahora te toca a ti!

El ejercicio de establecer metas para tu imagen es esencial para convertirte en esa mejor versión a la que aspiras.  Al igual que para cualquier empresa, negocio o proyecto profesional, las metas SMART te ayudarán a organizar tus objetivos para mantenerte enfocada en esas acciones que necesitas tomar para el cuidado continuo de tu imagen y ser más eficiente con esta.  Recuerda que “sentirte bien es verte bien”…si te organizas lo puedes lograr, incluso, en menos tiempo del que esperas. Haz la prueba y me cuentas.

Si te gustó este contenido, compártelo con otras mujeres profesionales y exitosas como tú.  Para trabajar más detalladamente en tu imagen, haz clic sobre Asesoría de Imagen Virtual y conoce los detalles de este servicio.  Nos vemos en la primera sesión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>