Autora invitada: Jeyleen Ortiz, MD

El amor que nos tenemos comienza desde el interior, pero este también se refleja en el exterior.  Cuando nos sentimos agotadas, cansadas, sin fuerzas para continuar, no comemos apropiadamente ni consumimos suficiente agua, la primera en sufrir estas consecuencias es nuestra piel.  La piel es el principal órgano protector de nuestro organismo, es una barrera que nos protege de patógenos, enfermedades e incluso los rayos del sol.  ¿Cómo no amarla y mimarla si es el reflejo de cómo nos sentimos por dentro?  Como toda una amante del cuidado de la piel he leído una infinidad de libros, la frase que les voy a compartir a continuación quedó grabada en mi corazón para siempre, y se encuentra en el libro de belleza escrito por las hermanas Cecy y Ale Young.

La piel perfecta no existe, existe la mejor versión de ti.

Por este motivo, hoy quiero compartir contigo los pasos que toda principiante en este tema debe seguir para dar inicio a lo que será su rutina básica del cuidado de la piel.  La realidad es que no importa la cantidad de pasos que tenga tu rutina, lo importante es que tengas una, que la conviertas en un hábito y que forme parte de tu estilo de vida.  El cuidado de la piel que tengas entre tus 20 y 30 años definirá como lucirás a los 40 y 50 años.  Esto no se trata de usar los productos más costosos o lujosos, sino de seleccionar correctamente los adecuados para tu tipo de piel.  Si no conoces el tipo de piel que tienes, no te preocupes, en mujerbonica.com encuentras un quiz para conocerlo.  Una vez lo conozcas, se establecen los pasos de una rutina básica para el cuidado de tu piel.

Paso 1 | Limpieza Facial

En este paso no importa si haces doble limpieza al estilo coreano o te lavas la cara con una sola loción limpiadora, lo más importante es retirar el maquillaje a profundidad. Puede ser de gran utilidad para ti el agua micelar para retirar el maquillaje previamente en movimientos circulares.  En este paso puedes usar toallas desmaquillantes, siempre y cuando lo hagas de manera delicada y suave.  De lo contrario, estarás siendo partícipe de la formación de arrugas prematuras y no las queremos.

Paso 2 | Tonificar la piel

Este paso es de vital importancia, porque restaurará el pH natural de nuestra piel, el cual es ligeramente ácido (4.5 – 5.5).  El pH de nuestra piel está en constante peligro debido a diversos agentes agresivos externos como la contaminación, los cambios de temperatura y los productos químicos agresivos (detergentes).  Proteger la piel con productos de calidad superior ayuda a mantener su valor de pH óptimo, de manera que pueda realizar su papel vital, protegernos.  A la hora de seleccionar el tónico es importante que no contenga alcohol, a menos que tengas una infección muy severa que lo requiera.  Existen diversos tónicos, hidratantes, calmantes, oxigenantes, reductores de poros, los que contienen AHAs y BHAs que aportan luminosidad a la piel, entre otros.  Si deseas saber más al respecto te invito a visitar mujerbonica.com, donde explico en detalle esta información.

Paso 3 | Hidratación del rostro y los ojos

Para seleccionar los productos adecuados debes conocer tu tipo de piel como comenté anteriormente.  Dentro de lo que es una rutina básica debes tener un suero de rostro, suero de ojos, crema facial y crema para el contorno de los ojos.  La piel del contorno de ojos es completamente distinta al resto del rostro, por lo que se requieren formulaciones distintas para obtener los resultados que deseamos.  A la hora de seleccionar estos productos no recomiendo que se haga en base a la edad de la persona, sino en las necesidades de la piel.  Es común que chicas de 25 años ya tengan arrugas en el entrecejo, las llamadas «patas de gallo», pérdida de tono en la piel, pérdida de luminosidad, entre otras características.  En este caso no es recomendable darle productos para su edad, sino en base a las arrugas que ya son evidentes en su rostro.  En estos casos comenzar con sueros antienvejecimiento, vitamina C para tratar manchas, ácido hialurónico para rellenar arrugas, son indispensables.  Por el contrario, si es una piel sana que solo requiere hidratación, se crea una rutina en base a esa necesidad.  Por otro lado, si hablamos de una piel grasa y con acné, la rutina cambia.  Uno de los errores más comunes que hacen las personas con piel grasa, es no hidratar la piel apropiadamente, por lo que se deshidrata aún más con los productos que son recetados para el acné.  Como resultado, la piel se descontrola y comienza a sobreproducir más y más sebo.

Paso 4 | Uso de mascarillas

Si genuinamente deseas cuidar tu piel, debes incluir en tu rutina al menos 2 mascarillas.  Una con propiedades hidratantes y otra con propiedades descongestionantes.  De esta manera se mantendrá la piel libre de impurezas, lo que evitará que los poros sean visibles y aportará la hidratación adecuada a tu piel.  Si deseas ir más allá, tener una mascarilla nutritiva será un “must” para tu rutina de belleza.

Paso 5 | Uso de protector solar

En mi opinión, salir a la calle sin protector solar debería ser penalizado.  Aunque la melanina tiene un efecto protector, la realidad es que los rayos UVA y UVB son implacables.  ¿Cuál les recomiendo? Les mencionaré mi top 3, el de la marca La Roche Posay, Hydroboost de Neutrógena y Prevention + de la marca IMAGE SKINCARE de venta exclusiva en spa y oficinas dermatológicas.  Este último tiene la peculiaridad que hidrata a la misma vez que me protege, es de amplio espectro y cuando me tengo que maquillar rápido me salto mi hidratante y me funciona perfecto.


La autora de este artículo es doctora en medicina y creadora del Blog Mujer Bonica (www.mujerbonica.com).  En este encuentras más información y detalles específicos para aprender más sobre el cuidado de la piel y sus beneficios.  Conecta con la doctora Jeyleen Ortiz en Instagram y Facebook, donde semanalmente comparte contenido de valor para ayudarte a cuidar tu piel y la salud.

AHAs | BHAs

Quiz | Conoce tu tipo de piel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>