De la serie “Preparándome para mi 2020”

Prepararnos para el inicio de un nuevo año supone que hagamos una autoevaluación de lo que no hemos sido conscientes o cuidadosas, y también de aquello que nos ha funcionado para continuar practicándolo de manera consistente.  Esto se aplica a muchas áreas de nuestra vida, y la apariencia personal no es la excepción.

Te puede interesar:  ¿Qué importancia tiene la apariencia personal?

Sentirte bien es verte bien, y cuando practicamos hábitos saludables logramos cambios positivos en nuestra apariencia personal que nos ayudan a mejorar la relación que tenemos con nosotras mismas.  Esto, a su vez, le aporta un “boost” a la autoestima y nos ayuda a mirarnos y aceptarnos con amor.  Hay varias prácticas que considero indispensables para cultivar el bienestar de tu apariencia de una manera integral y sencilla.

En esta nota te comparto hábitos y rutinas que puedes incorporar en tus cuidados para la apariencia personal.  Ya los he probado de manera consistente y me han funcionado…chequea cuál de ellos has estado olvidando para que los puedas incluir a tu día a día como parte de tus intenciones para este nuevo comienzo.

CUIDADOS PARA EL ROSTRO

Tu rostro es lo primero que otros ven cuando tienen contacto contigo, por lo tanto, es una de las áreas más importantes a cuidar de tu apariencia personal.  Hidrata y mima tu piel tanto en la mañana como en la noche con cremas humectantes, tónicos, bloqueadores solares y otros productos que se ajusten a tus necesidades.  Invierte en un “Rodillo de Jade”, una herramienta casi milagrosa que aporta cambios favorables al aspecto de tu rostro con tan solo un par de minutos diarios que lo uses.  Me encanta ponerlo en la nevera un poco antes de darme el masaje y aplicarlo a la hora de dormir.  Algunos de sus beneficios son: mejorar la circulación, bajar el hinchazón de las ojeras, relajar la piel y combatir las arrugas.  ¡Apúntalo en tu wish list para este nuevo comienzo!

DEAR BLAZER TIP: No olvides remover tu maquillaje SIEMPRE antes de dormir y descartar productos de belleza que ya tengan más de un año de uso.

CUIDADOS PARA TUS DIENTES

Nada habla más que una buena sonrisa y para lograrla, necesitas cuidar tu salud oral de manera recurrente.  ¿Hace cuánto tiempo no te haces la limpieza dental rutinaria?  Empieza por ahí, agenda esa cita cada 6 meses e incorpora a tus rutinas diarias el uso del hilo dental, un enjuagador bucal (preferiblemente natural) y un cepillo de dientes en buen estado. Crea el hábito de cepillarte al menos 2 veces al día y si quieres mantener tus dientes blancos trata el uso de agua oxigenada; opta por una pasta dental libre de flúor (esto lo puedes consultar con el dentista y hay opciones naturales; AQUÍ encuentras algunas alternativas).

CUIDADOS PARA TU CABELLO

El cabello es el marco de tu rostro; en ocasiones, nos ayuda a crear un balance armonioso de color que se complementa con los tonos de nuestra ropa y la joyería. Hay distintos tratamientos que puedes usar para cuidar su apariencia, pero dependerán de tus necesidades particulares.  Visita el salón de belleza al menos 1 vez cada 3 meses para cortar las puntas y aplicar algún tratamiento especial que le aporte brillo y luminosidad. También puedes optar por usar mascarillas en casa una vez a la semana.  Llévalo limpio y arreglado, esto habla de cuánto amor te das a ti misma; nada que ver con vanidad.

CUIDADOS PARA LAS MANOS

Las manos forman parte de los elementos de nuestra comunicación no verbal; nos expresamos con ellas, así que también tienen un rol importante en nuestra apariencia. Utiliza crema humectante, limpia tus uñas y arréglatelas…no tienes que invertir mucho dinero en esto, con tan solo aplicar un esmalte transparente y mantenerlas en buen estado ya es un hábito que te aporta bienestar.  Evita que luzcan maltratadas, sucias y, peor aún, comértelas (esto último puede ser un indicador de ansiedad y otros problemas de salud).

Te puede interesar:  “Tu apariencia susurra”

CUIDADOS PARA TUS PIES

¿Te habías olvidado de ellos?  Los pies, aunque no siempre se ven, son los que nos permiten movernos y nos aportan soporte al resto del cuerpo.  Al igual que con el rostro, te recomiendo que los hidrates, le des masajes y le apliques tratamientos para mantener su apariencia en buen estado.  Esto incluye las uñas limpias y arregladas.  Con 5 minutos de masaje diario será un buen comienzo para darle mejor atención y cuidado a tus pies; puedes optar por alguna herramienta de masaje o rodar una bola pequeña con el mismo pie para activar la circulación.  No olvides que la calidad de tus zapatos juega un papel importante en este aspecto y si usas tacos, opta por unos bajitos que te den buen soporte y no maltraten tanto tus pies.

A estos cuidados le puedes sumar el consumo de 8 a 10 vasos de agua diarios, una dieta que se ajuste a tus gustos y necesidades, incluir más frutas y vegetales en tus meriendas e incorporar algo de actividad física 3 veces en semana.  Bailar tu canción favorita en las mañanas está super cool, ya lo practico y he notado que me aporta energía y buenas vibras.  Siempre ajusta los consejos que te doy a tus necesidades, y cuéntame cómo te ayudan. ¡Funcionan!, pero tienes que ser consistente contigo misma.  Recuerda que tu apariencia, cuenta una historia…¿qué dice la tuya?

¿Estás lista para incorporar nuevos cuidados a tu apariencia personal? 

Suscríbete AQUÍ a mi lista de correos y recibe tu ” Checklist para la imagen exitosa 2020″.    Si te gustó esta nota, compártela con otras mujeres profesionales y exitosas como tú.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>