Si pudieras tener más tiempo libre para trabajar en tu imagen personal y regalarte espacios de autocuidados,  ¿qué harías?  Bien, pues ante la emergencia de salud que enfrentamos mundialmente con el COVID-19, ya tienes algo resuelto: más tiempo libre.  Una de las excusas más comunes para no cuidar nuestra apariencia e imagen personal es la «falta de tiempo».  Lo creas o no, eso es una ilusión, pues todos contamos con las mismas 24 horas diarias.  En realidad depende de cómo te organizas y cuán prioritario es para ti cuidar de tu imagen.

Todavía hay un mito enorme en cuanto al cuidado de nuestra apariencia, y es que muchas personas lo asocian con vanidad.  Sin embargo, se trata de un acto de amor propio que nos permite comunicar cuán importante es para nosotras cuidarnos.  Además, el resultado de trabajar en nuestra imagen, es que podemos ser más efectivas y asertivas con el resto de nuestras responsabilidades en cualquiera de nuestros roles.

Aprovechando que la situación de emergencia nos regala la oportunidad de tener ese tiempo libre, te comparto 7 recomendaciones que puedes aplicar durante los días que estás en casa para trabajar en tu imagen personal.

  1. Organiza tus espacios.  Comienza por el guardarropa, continúa con tus gavetas e incluye en esta organización cualquier otro espacio donde guardes tus accesorios, la joyería y los zapatos.  Este es un buen momento para dedicarle tiempo a esos espacios con los que interactúas cada día a la hora de vestirte y arreglarte.
  2. Descarta lo que no usas.  Una vez organizas, se hace mucho más fácil saber qué no estás usando.  Ya sea ropa, zapatos, carteras o joyería, clasifica lo que está listo para descartar, donar o intercambiar.  Haz lo mismo con otros artículos del hogar.
  3. Revisa tus productos de belleza.  Es un buen momento para revisar aquellos maquillajes o cremas y otros productos que ya están caducados para descartarlos.  Recuerda que esto puede afectar tu piel y provocar otras enfermedades.  Aprovecha y limpia las carteras o cajas donde guardas tus productos de belleza.  Luego, haz una lista de lo que necesitas reponer, y cuando puedas hacer la compra, evitas hacer gastos innecesarios e inviertes conscientemente.
  4. Limpia tus brochas de maquillaje.  Una vez hayas revisado tus productos, limpia las brochas y cambia las esponjas que usas para maquillarte.  Esto evita infecciones por acné y también otros efectos provocados por las bacterias que se acumulan en este tipo de materiales para el uso diario.
  5. Establece una nueva rutina o hábito.  Ahora que cuentas con el tiempo, decide qué quieres hacer para cultivar tu bienestar físico, mental o emocional y comienza a practicarlo. Puede ser tomar más agua, masajearte los pies en la noche, aplicar una crema humectante en tu rostro cada mañana o darte un tratamiento en el cabello.  Leer, meditar, aprender sobre un tema que te interese o explorar un nuevo pasatiempo…solo tú sabes lo que necesitas, identifícalo y comienza a desarrollar el hábito.
  6. Prepara un SPA casero.  Esto es super fácil y no requiere que salgas de tu casa, pues lo puedes crear con artículos que ya tengas.  Un esmalte, algodones, corta uñas, una mascarilla facial y un buen difusor de aceites esenciales con tus aromas favoritas para relajarte.  Si tienes miel, bicarbonato de sodio y aceite de oliva, puedes mezclar una pequeña cantidad de estos ingredientes y usarlo como mascarilla para tus labios.  Igualmente, si te queda un pedazo de aguacate en tu cocina, tritúralo y úsalo como mascarilla para tu cabello.  Aprovecha y busca en Internet algún procedimiento que te ayude en este aspecto.
  7. Lee revistas, blogs o algún libro de moda.  Aprovecha para educarte en temas de imagen que te inspiren o te ayuden a cambiar tu perspectiva sobre este particular.  No tiene nada que ver con vanidad.  En la moda hay mucha información que podemos adaptar a nuestro diario y que nos ayuda a encontrar algunas respuestas sobre la manera en que nos vestimos o nos cuidamos actualmente.  The Little Black Book of Style de Nina García es buenísimo para comenzar.

Recuerda que siempre es un buen momento para trabajar en ti y tomar decisiones diferentes para empezar a ver cambios positivos respecto a tu imagen y apariencia personal.  Desde tu casa también puedes trabajar conmigo en tu imagen.  Si estás lista y dispuesta para iniciar tu proceso de transformación, escríbeme para agendar nuestra llamada o completa el formulario CUESTIONARIO INICIAL.  Este servicio es completamente virtual y lo puedes completar a tu ritmo y horario de conveniencia.

Será un placer trabajar contigo en este lindo proceso de autodescubrimiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>