No es un secreto que el famoso “conejo malo” anda implementando modas y cambiando perspectivas de una manera muy particular en jóvenes y adultos.  Pero, ¿qué impacto puede tener eso en la manera en que nos proyectamos con nuestra vestimenta?  Las respuestas van desde lo más simple hasta lo más complejo. Si has escuchado a alguien decirte come as you are, ya sea para un evento o para el ambiente laboral, ahí está el “dilema”.  Puede que no resulte en nada grave o quizás suene exagerado, pero dejar que las personas escojan el tipo de vestimenta que pueden llevar a una actividad o escenario de índole profesional, podría ser la principal razón por la que se ve de todo en cada lugar.

Uno de los retos más comunes a la hora de elegir nuestra vestimenta es no caer en el juego de la moda, que sugiere elementos y complementos extravagantes en muchas ocasiones. Mi opinión sigue siendo la misma, aunque un poco conservadora:  siempre hay reglas al vestir cuando se trata de un ambiente o evento de categoría profesional.  Así que, teniendo esto en cuenta, me parece que no importa cuán cool sea el estilo del artista o la moda, sino saber aplicar un poco de sentido común para no subestimar los códigos de vestimenta o dar una primera impresión negativa.

¿Qué significa vestirte para el éxito? Mi definición es simple:  poder proyectar la mejor versión de ti a través de lo que llevas puesto y cómo lo llevas puesto.  Eso implica la manera en que te expresas, saludas, caminas o te sientas.  También si tu cabello, rostro, uñas, zapatos y demás complementos lucen en buen estado.  Dicho esto, te comparto 3 maneras para continuar vistiéndote de éxito y no dejar que te arrastre la corriente de Bad Bunny o las modas que no necesariamente favorecen para la ocasión.

Identifica tu estilo y sé fiel a este

Chanel decía:  “La moda pasa, el estilo permanece”…nada más cierto que esto.  Hay más de cinco estilos a la hora de vestir, pero cuando se trata del asunto profesional, debes optar por lo clásico, lo neutral y lo básico; puedes darle un toque moderno con algún elemento que esté IN.  No hay nada malo en que añadas colores brillantes, solo es cuestión de saber combinarlos y no abusar de ellos; tampoco de los accesorios.

Mejor overdressed que underdressed  

Cuando te digan que no hay código de vestimenta o que puedes llegar como quieras, ten presente el tipo de actividad, lugar, personas con las que estarás y el contexto.  Esto te ayudará a tener una mejor idea para interpretar sabiamente el come as you are y evitar ser parte de lo que está trendy si no es apropiado para la ocasión.

Desarrolla tu identidad propia

No eres un personaje, Bad Bunny y muchos otros artistas sí lo son o, al menos, eso proyectan.  Sus estilos forman parte de lo que quieren representar con dichos personajes para acaparar la atención de su audiencia, pero no debemos olvidar que nosotros somos profesionales.  No importa a cuál industria pertenezcas, tu imagen con todos sus aspectos y lo que llevas puesto habla de ti en un primer plano, y luego de la empresa que representas, si alguna.  Desarrolla tu identidad, ¡ser tú SIEMPRE está de moda!

¿Te gusta seguir lo trendy o estás de acuerdo conmigo?

No tengo nada en contra de Bad Bunny, solo soy amante del buen vestir y pienso que una cosa no debe confundirse con la otra.  Seguramente conoces o has escuchado a algún profesional de recursos humanos que ya está lidiando con este y otros fenómenos que afectan el concepto de la imagen y el mensaje que quieren proyectar las empresas a través de su recurso más valioso.  Estoy aquí para servirte, déjame saber cómo puedo ayudarte con este tema y otros relacionados a la vestimenta para el ambiente laboral.  Para más información de talleres o conferencias, visita dearblazer.com/servicios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>