El otoño es la época del año que nos invita a hacer un cambio tanto interior como exterior.  Es el momento ideal para despojarnos de los viejos hábitos y aquello que ya no nos hace bien, para bajar revoluciones, pausar y atendernos.  También es una etapa ideal para reflexionar, observar y celebrar lo que sí hemos logrado, ya sea en el plano personal como profesional y agradecernos.

Así que, antes de salir a comprar cosas nuevas para “renovar el closet” o decorar tus espacios en el otoño, es importante que te tomes un tiempo para cuidarte e identificar esos aspectos que quieres mejorar de tu imagen que van desde el cuidado físico hasta el espiritual.  Como ya he mencionado en artículos anteriores, para mí el concepto de la imagen es un todo que no se limita a la vestimenta, sino que implica otros elementos de nuestro cuerpo.

Te puede interesar:  ¿Qué importancia tiene la apariencia personal?

El autocuidado requiere que asumamos la responsabilidad de atender nuestra salud mental, física, emocional y espiritual.  De esta manera, podemos promover una mejor calidad de vida, mayor equilibrio, menos estrés y la proyección de una imagen saludable y exitosa como parte del resultado de cuidarnos.

En la siguiente infografía te comparto cuatro maneras para incorporar el autocuidado en tu vida personal.

Comparte esta información con otras mujeres profesionales y exitosas como tú.  Trabajar e invertir en ti es una manera de cuidarte y cultivar tu desarrollo personal.  Estoy aquí para apoyarte en el proceso…si estás lista para hacer cambios positivos en tu imagen, visita el enlace Asesoría de Imagen Virtual.  Estaré encantada de ser parte de tu transformación desde el interior.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>