Por: Nía Alers

Hace un año, en octubre, estaba practicando una de mis actividades físicas favoritas, Muay Thai. Luego de varios puños y patadas, llegó el momento en que pateé mal y me fracturé el dedo de mi pie izquierdo.  El dolor fue inmediato pero mi recuperación lentísima. Mi condición temporera me frustraba demasiado hasta que mi novio me dijo: “ahora te acuerdas que tienes dedo”. Ese comentario desencadenó una serie de pensamientos en mí, y la verdad es que en nuestro estado normal de salud y bienestar físico, no nos damos cuenta de las partes de nuestro cuerpo hasta que algo nos lo recuerda. Casi siempre ese algo es un achaque, un dolorcito aquí, un dolorcito allá.

Sin embargo, muchas veces nuestro cuerpo no nos da señales tan obvias como las dolencias, muchas veces nuestro cuerpo susurra. Es nuestro trabajo aprender a escuchar esos susurros, porque si no lo hacemos, nuestro cuerpo empezará a gritar.

Es aquí en donde entra en juego nuestra apariencia.  Tu apariencia no es simplemente algo a mantener para proyectar una buena imagen ante la sociedad. Tu apariencia también está atada a tu salud, y la misma puede ser la primera que te susurre que algo no anda bien.

Por eso, además de sacar tiempo para planificar nuestro vestuario, debemos sacar tiempo para observarnos y para conocer nuestro cuerpo; de esta manera podremos aprender a reconocer esas señales sutiles que nuestro cuerpo nos envía. A continuación, ciertas señales a las que deberíamos prestarle atención.

Tu estatura

Te estás volviendo más bajita. Si en tu último examen médico notas que tu estatura disminuyó esto podría ser señal de osteoporosis. Por esa razón es importante visitar a tu médico al menos una vez al año aunque no estés enferma.

La circunferencia de tu cintura está aumentando

Todas debemos amar nuestro cuerpo tal y como es y aprender a vestirlo.  Hay muchas herramientas para aprender a vestir un cuerpo en forma de “manzana”. Sin embargo, hay que estar conscientes que un exceso de grasa en la zona media de nuestro cuerpo te pone en un riesgo mayor de padecer enfermedades cardiovasculares.

Tu piel se llena de acné

Ya pasaste la adolescencia, quizá pensaste que el acné era cosa del pasado.  Sin embargo, el acné puede asomar su cara en la adultez.  Los principales factores para que mujeres adultas experimenten acné son: la dieta, el estrés, el fumar, y las enfermedades endocrinas.

Tu piel y ojos se tornan amarillentos

Esto puede ser indicativo de un problema con tu hígado, ya sea este problema una infección (i.e. Hepatitis, fiebre amarilla), una anormalidad con tu sistema inmune, u otros factores de comportamiento (i.g. abuso crónico de alcohol, hígado graso).

Tu piel tiene manchas o lesiones extrañas

Esto puede ser indicativo de melanoma en la piel. Visita a tu médico primario para un examen físico y comparte tu preocupación.

Tus uñas están frágiles y en forma de cuchara

Aunque esto es mucho más común en países en desarrollo, las uñas frágiles y en forma de cuchara pueden indicar una deficiencia de hierro.

Y como estamos en el Mes de la prevención del cáncer de seno, no podemos olvidarnos de la apariencia y textura de nuestros senos. Es importante realizarnos un autoexamen de seno todos los meses para conocer nuestro cuerpo y así poder detectar nudos y masas extrañas en ellos.

Estas son algunas señales que puede dar nuestro cuerpo, pero hay que entender que un solo factor o señal no es suficiente para hacer inferencias sobre el estado de salud de una persona. Alguien sin acné no necesariamente es una persona más saludable que una persona con acné, y una persona flaca no necesariamente es más saludable que una persona con sobrepeso; la genética también importa.

Por último, es importante reconocer que la salud no es tan solo tu apariencia. Tus emociones también transforman tu cuerpo y crean tu salud.  La salud, e incluso los susurros, también empiezan desde adentro.


Sobre la autora de este artículo

Nia Alers, MPH es epidemióloga y asesora de estilos de vida saludables. Cuando no está “contando cosas” como epidemióloga, ni ayudando a las personas a vivir más saludablemente, practica Jiu Jitsu Brasileño y Muay Thai.  También es anfitriona de “Mejor con Guanábanas”, un podcast que explora la intersección entre las artes y la salud.

Puedes encontrarla a través de:

www.mejorconguanabanas.com

Instagram: @mejorconguanábanas

Twitter: @mejorguanabanas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>