Estilizada, radiante, sofisticada, elegante y poderosa.  Así luce una mujer con un vestido negro.

Soy amante del negro, siempre lo llevo en mi ropa, en mis zapatos o en mis accesorios.  Usualmente cuando voy de compras, no me gusta pasar por el área donde están los negros porque luego no llego a ver los demás colores y termino eligiendo lo mismo, una pieza negra.  Además de hacernos lucir elegantes, nos ayuda a resaltar otros atributos de nuestra imagen.  Es una pieza que nos da la opción de recrear un mismo look varias veces sin que se vea monótono.

Una mujer nunca va demasiado elegante o demasiado informal con un vestido negro. Karl Lagerfeld

El vestido negro es uno de los básicos que se recomienda tener en el closet, pues es muy práctico a la hora de complementarlo.  Lo podemos usar tanto de día como de noche, para una fiesta o para el trabajo. Aunque parezca que es demasiado simple, nunca se ve igual cuando sabes darle variedad.

¿No tienes un vestido negro en tu closet?

Pues, aquí te comparto 5 razones para que salgas corriendo a comprar uno y descubras el poder de esta pieza clásica.

  1. Simplicidad.  Recuerda, “menos es más”, el negro es la mejor representación para esta frase y siempre te agrega un toque sofisticado.
  2. Te estiliza.  Si quieres lucir más delgada, el vestido negro es tu mejor aliado. Los tonos oscuros nos ayudan a disimular visualmente el volumen de nuestras curvas.
  3. Utilidad.  Lo puedes usar para un velorio, para un evento importante en la noche, para la entrevista de trabajo, para una reunión o simplemente para el date con tu pareja. Siempre es una buena opción. Si sabes elegir una buena tela, te durará muchos años en el closet.
  4. Nunca pasa de moda. Las tendencias pueden ir y regresar, pero el negro siempre estará.  Jamás te verás old-fashioned con un black dress.
  5. Fácil de complementar.  Combina con todo y puedes complementarlo con accesorios bien extravagantes o, por el contrario, bien simples que le den el toque chic.

¿Cómo puedes darle variedad?

 

Añade una chaqueta

Ya sea corta, larga, ceñida u holgada, le añade a tu look una vibra muy elegante.  Puedes usarlo como yo con un collar o simplemente con la chaqueta.  Si trabajas en una oficina corporativa donde el código de vestimenta es bien exigente, esta es una opción para ti.

 

Compleméntalo con un collar

Elige un collar que contraste con el tono de negro que llevas puesto y prepárate para deslumbrar.  En esta ocasión, escogí tonos de marrón y dorado que siempre van muy bien con el negro, pero puedes usar tu creatividad y combinar con colores llamativos o neutrales.

 

¡La bufanda!

¿Se te había olvidado este accesorio?  Pues, ya tienes una alternativa fácil que consigues en diferentes estilos y colores.  Opta por un estampado para que logres el efecto de contraste.  Aunque en Puerto Rico quizás sea menos común usar la bufanda todo el año, la realidad es que hay oficinas que parecen estar en el polo norte.  Así que, no vas a lucir fuera de época si la llevas al trabajo.


Hay muchas otras maneras para hacer que luzca diferente, pero estas son tres de las más simples y accesibles.  Encuentra tu vestido negro favorito y no tengas miedo a la hora de elegir nuevos complementos para variar el look.  Existen diferentes tipos de telas, tonos de negro, texturas y estilos que te ayudarán a decidir para qué ocasión puedes usar tu little black dress. 

La simplicidad es la clave de la verdadera elegancia. -Coco Chanel

 

 

Fotos:  Álavaro Arana Díaz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>