El minimalismo es uno de mis grandes amigos a la hora de vestirme y en muchos otros aspectos de mi vida.  Cuando era nena me encantaba andar con el collar, la pulsera, la sortija, el reloj, la banda en el pelo, correa y si me quedaba espacio, también me enganchaba la cartera.  Mi abuela me decía:  “ahí va la puerquita de Juan Bobo”.  Estaba incompleta dejando una de esas cosas fuera del look, o por lo menos así me sentía yo.

Cuando tomé mi primer curso de modelaje con Grace Fontecha, aproximadamente a los 12 años, aprendí la regla de los 14 puntos.  La misma consistía en que con cierta estatura debías tener un máximo de elementos en tu look.  Por ejemplo, yo que medía 5′ 3″ en aquel momento, solo podía tener entre 5 y 8 accesorios incluyendo joyería, correa y zapatos; si la ropa tenía algún estampado se le añadían dos puntos, y así sucesivamente.  Si tenías más de 14 puntos en el total look te pasabas de los elementos “permitidos” por tu estatura.  Mientras más alta eras, mayores puntos podías tener y viceversa.

Después de este curso, que siempre es un gran beneficio para toda mujer, aunque no le guste modelar, comencé a eliminar todo lo que me ponía con mi ropa si no era necesario o me hacía ver sobrecargada.  En lugar de ponerme pantallas, pulseras, reloj y collar, escogía solo pantallas y pulseras o collar y reloj.  Igualmente, si llevaba una blusa estampada, entonces no usaba nada más que las pantallas y la cartera.

Con el paso de los años, aprendí a complicarme la vida un poco menos a la hora de vestirme, entre otros aspectos.  Además, cuando comencé a trabajar en una oficina como recepcionista, donde la primera imagen que se veía era la mía, descubrí la maravillosa regla de que “menos es más”.  Para mí era bien complicado poder contestar el teléfono con más de 4 pulseras en mi muñeca haciendo ruido, pantallas gigantes o un collar bien llamativo que le avisara a la gente cuándo Angélica iba de camino por el pasillo.

NO, NO, NO…

Así que, decidí aplicar esta regla en muchas de las cosas que hacía, y ha sido excelente porque además de hacerme lucir siempre sencilla y elegante, me ha ayudado a ahorrar.  Sí, dije ahorrar porque todas sabemos que no nos gusta repetir lo que tenemos puesto, y si llevamos collar nos encargamos de que vean uno diferente cada semana.  Pero ese dilema lo resolví eliminando puntos de mi total look.

Como mi meta es que tú también te simplifiques la vida y aprendas a proyectar tu esencia más allá de lo que llevas puesto, te comparto mis 5 accesorios básicos para ir a trabajar y de paso te enseño a contar los puntos que tengo para que descubras cómo llegar a lucir lo más esencial de tu outfit.

En esta combinación, llevo un pantalón negro con una blusa crema.  Ambos son colores básicos y neutrales.  La blusa tiene un detalle en el cuello que podría considerarse como una pieza de dos puntos.  Los accesorios que elegí fueron: conjunto de pantallas y collar, pulseras, reloj y cartera.

CONJUNTO DE COLLAR Y PANTALLAS + RELOJ Y PULSERAS

El conjunto de collar y pantallas es rose gold al igual que el reloj.  Las pulseras tienen detalles en varios tonos de dorado, por lo tanto, le tengo que adjudicar 2 puntos a cada una.  Por el detalle del cuello en la blusa, podría llevar solo pantallas con pulseras y reloj eliminando el collar.

LA CARTERA, MI MAQUILLAJE Y LA SONRISA

La cartera es de un color rosa pálido con un detalle pequeño de flores y mangos negros.  Mi maquillaje también es sencillo y lo complementé con una sonrisota que no debe faltarte nunca. ¿Qué me gusta de mi look?  Que me siento cómoda, puedo ser yo, no hago escándalo con las pulseras y tampoco con el collar.  Los colores dorados le añaden el toque chic que siempre me gusta resaltar, pero no se ve cargada mi imagen.

Tengo el total look ideal para sentirme como toda una girl boss.

Eso es lo que queremos lograr y Janiushka’s nos ofrece siempre una opción para crear ese total look minimalista, sofisticado y femenino que nos hace lucir profesionales, pero simplificadas.

RECUERDA

Fotos:  Álvaro Arana Díaz

  1. Estoy MUY de acuerdo contigo en cuanto a menos es más. Llevo practicando el “minimalismo” o lo que yo le llamo la simplificación desde hace dos años y desde que empecé deshacerme de cosas, mi vida y mi actitud cambiaron. Ahora todo lo que compro o traigo a la casa TIENE que tener un propósito, tiene que hacerme feliz y no complicar mi vida. Esta simplificación poco a poco se fue corriendo a otras áreas de mi vida hasta que llegó al armario, donde antes habían 60 collares de todos los colores y largos, ahora hay 2-3 que deben combinar con la mayoría de mi percha básica.
    Gracias por compatir tu experiencia en esta área.
    Besitos de coco,
    Nicy Superstar

    • Nicy, tienes el punto clave. Gracias por tu comentario, realmente el “minimalismo” es para mí un estilo de vida, pues así vivo. No solo aprendí a aplicarlo en la vestimenta, sino en mi hogar y otros aspectos del diario vivir. Es un éxito. Besitos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>