“¡Al fin tengo el trabajo! Pero…¿qué me pongo?”

Si estás adentrándote por primera vez en la fuerza laboral o comienzas a trabajar en una nueva empresa, es probable que tengas el issue de no saber qué vestimenta utilizar. Lo primero que debes tener en cuenta es a qué industria te estarás incorporando y qué puesto desempeñarás.  Teniendo esto claro podrás identificar qué piezas de ropa y accesorios te van a favorecer.  Otro elemento importante es saber si la empresa ya cuenta con un código de vestimenta.  Partiendo de ahí, sabrás qué puedes considerar y qué debes descartar.

¿Y si se trata de un ambiente casual?

Aunque hay una tendencia de promover el come as you are, personalmente pienso que siempre hay reglas al vestir que incluyen un poco de sentido común para elegir tu atuendo.  Los outfits que te sugiero son funcionales para un empleo donde estarás en contacto con clientes, participarás de reuniones, harás gestiones fuera de la oficina y quizás tengas que recibir visitas importantes, pero todos son looks básicos y creados con piezas que seguramente ya tienes en tu closet.

Outfit 1: vestido de color sólido

El clásico vestido negro.  Es fácil de conseguir, luce elegante y le puedes añadir algún accesorio que contraste para que luzca moderno.  Si no es negro, no importa, puedes usar otros colores que te gusten.

Outfit 2:  falda “pencil” y chaqueta

Esta es mi favorita.

La chaqueta es la pieza clave para que un “outfit” luzca bien elegante o casual.  En esta ocasión elegí una falda estampada, pero puedes optar por otra combinación monocromática.

Outfit 3:  pantalón y “cardigan” con top básico

Los pantalones son una opción cómoda cuando necesitas hacer gestiones fuera de la oficina.  Son prácticos y combinan muy bien con cualquier otra pieza básica que tengas en el closet.

Cualquiera de estas sugerencias son apropiadas para el ambiente laboral y te hacen lucir profesional.  La imagen que proyectes debe cumplir no solo con el código de vestimenta de la empresa, sino con tu propio código al utilizar la ropa y accesorios que te distinguen y te favorecen.  No es necesario invertir muchísimo, pues con un solo collar puedes accesorizar dos o más combinaciones.  De igual forma, puedes reutilizar la misma chaqueta con el resto de las piezas o intercambiar la blusa para integrar otros colores al look.

Recuerda…

  • Es tu primer día de trabajo, ve cómoda, sé tú y fluye con naturalidad
  • No descuides el peinado, el maquillaje y los accesorios; son complementos importantes y forman parte de la vestimenta
  • Acompaña lo que llevas puesto con una sonrisa, una actitud positiva y muchos deseos de aprender
  • Siéntete segura de ti misma sin importar cuántas cosas desconozcas durante tus primeros días en la empresa

El estilo no es solo lo que usas, sino también lo que proyectas” – Carolina Herrera

¿Cuál de las opciones es tu favorita?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>