¿Has observado cómo te sientes cuando te arreglas el pelo, te cuidas la piel o las uñas?

Cuando nos tomamos el tiempo de arreglarnos, automáticamente hay un efecto en nosotras, y es positivo el 99.9% de las ocasiones.  Lo he confirmado muchísimas veces a nivel personal, y he visto cómo mis estudiantes de Asesoría de Imagen lo experimentan y se lo disfrutan.  Cuando hablo de imagen siempre enfatizo que no se trata únicamente de lo que llevas puesto, sino de un conjunto de elementos tangibles y no tangibles que la complementan.  Sin embargo, antes de hablar del aspecto físico, es importante mencionar que el trabajo comienza desde el interior.

Saber identificar cuáles son tus emociones, qué percepción tienes de ti misma, de dónde viene tu inseguridad y reconocer tu valor, son algunas de las tareas más complejas a la hora de conocernos y entendernos para poder proyectar lo que somos, aun en nuestros días grises.  Es imprescindible cultivar nuestro mundo interno para poder potenciar el aspecto exterior.

¿Qué es la apariencia personal y qué elementos la componen?

La apariencia personal es un conjunto de detalles que emiten un mensaje de tu persona.  Transmite información sobre el sexo, la edad, la cultura, la profesión y otros datos de cada individuo. Entre los elementos que la componen, podría mencionar el cuidado del cabello, arreglo de las uñas y las manos, cuidado de la piel (rostro particularmente), la dentadura o salud oral, aseo diario, los olores que eliges, limpieza de los oídos, y el arreglo o cuidado de los pies.  En términos de la vestimenta, se refleja cuando está planchada, en buen estado y limpia.  El resultado de esto debe ser una profesional exitosa que no solo “se vea bien”, sino que “se sienta bien”.

Siempre se nos ha dicho que “como nos ven, nos tratan”, pero si todo comienza con tu interior, entonces la decisión de arreglarte, verte bien, vestirte “apropiadamente” y dar una impresión positiva no depende de factores externos; solo de ti y de lo bien que te sientes contigo misma. No pasa nada si no te preocupa tanto tu imagen…no se acaba el mundo.  Al final, solo te tratarán tal cual y como lo haces tú misma(o).  “Como te tratas, te ven” y si no tienes problemas con eso….it’s ok.

El tema de la apariencia es y continuará siendo importante tanto para relacionarnos con otras personas como para mejorar nuestra percepción sobre nosotras mismas.  Así que, mi mejor recomendación es que decidas cómo vas a tratarte tú antes de pensar en cómo te ven los demás.  Te puedo garantizar que arreglarte y tomarte el tiempo para cuidar de tu aspecto físico, tiene resultados muy positivos para tu autoestima y, por lo tanto, para proyectar mayor seguridad ante el mundo.  ¡Inténtalo y me cuentas!

Si estás lista para transformar tu imagen desde el interior, mi servicio de Asesoría de Imagen virtual es para ti.  Completa el “Formulario inicial” y me estaré comunicando contigo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>